miércoles, 25 de julio de 2007

Sueño I

Sentados en ronda
frente a la estufa de leña
sin fuego
asistíamos al nacimiento
de millones de picaflores
o algo parecido
diminutos pájaros
moviéndose y cantando
un canto diminuto
casi inaudible
pero los escuchábamos
eran color ceniza
eran incontables
eran increíbles
me recostaba sobre mi hermano muerto
tenía la nuca pelada
le faltaba pelo
alguien nos miraba
desde una silla
al costado
lo ignorábamos
solo presenciábamos
el nacimiento
¿cómo era la musiquita del juguete a cuerdas que colgaba de la cuna?
no puedo acordarme
a veces sonaba sin que le diéramos cuerda.

7 comentarios:

paula dijo...

wow
wow
wow
excelente

mariano dijo...

transporta
bonito, simple, DU GENIAL.
prima.. anita.. campanita..

Ana dijo...

pauliss! gracias.
An.

Ana dijo...

barri
a ver si nos vemos pronto.
du genial sos vos.

adriana kogan dijo...

muuuuy lindo este poema, qué bueno que sigas escribiendo

Ana dijo...

gracias Adriana. También te estoy leyendo. Nos vemos por ahí.

guaz licuado dijo...

muyyy pero tann lindísimo este poema-sus fotogramas-me comí la luz de sus versos